Beber cerveza y viajar

Beber cerveza y viajar

Enfermo obsesivo con equilibrar el pH, conocer otras culturas, mantenerme nutrido e hidratado, quitarme prejuicios, obtener antioxidantes y abrir mi mente, no puedo evitar aunar dos placeres tan suculentos como beber cerveza y viajar.

Al igual que es imposible no asociar paisajes, gastronomía o costumbres a culturas o países, es inviable para mi, no viajar con las cervezas a un sinfín de andanzas, momentos y personas. En este caso, voy a viajar a través de diferentes cervezas, a lugares que me han regalado momentos llenos de aventuras y amig@s.

Beber cerveza y viajar. Estrella Galicia.

Beber cerveza y viajar por Europa

Super Bock en Portugal

Esta lager, de fina burbuja, marca de cerveza líder en nuestro país vecino, nos acompaño en nuestra incursión por el país luso allá por el 2009.

Tras años explotando la costa levantina, ese verano nos decantamos por un viaje algo más internacional, al menos territorialmente. Benidorm siempre será más internacional que cualquier otro lugar. En este caso, nos decantamos por Lisboa y el sur de Portugal. Sobresaliente viaje, cerveza y amigos.

 

Beber cerveza es viajar a Portugal. Cerveza Super Bock.

Punk IPA en Reino Unido (Escocia)

Con toda probabilidad, la cerveza que más he consumido en  Edinburgo (Escocia) ha sido la Tennent´s. Esta cerveza, cuyo nacimiento se localiza en Glasglow, ha sido una fiel compañera de batallas, acompañándome allí donde salía.

Sin embargo, en esta entrada me gustaría hablar de la Punk IPA, producida por una empresa cervecera escocesa llamada Brewdog. Esta cerveza, con la que en palabras de la propia empresa empezó todo para ellos, también supuso en mi caso, el comienzo del coqueteo con las India Pale Ale. Desde entonces, no he podido sucumbir al agradable amargor final de este tipo de cervezas.

En cuanto a la foto, como puede vislumbrarse en el stand, fue tomada en un acto publicitario en Liverpool, donde me reencontré, un par de días,  con dos viejos amigos ¡Vaya días!

Beber cerveza y viajar. Cerveza Punk IPA en Liverpool

Guinness en Irlanda

Irlanda es sinónimo de Guinness. Sin duda, esta cerveza de color negro, acabado espumoso y de aroma a cebada tostada, se ha convertido en un símbolo irlandés. Y es que hablar de Irlanda es hablar de U2, Oscar Wilde o Ryanair, pero sobretodo, es hablar de Guinness. Bueno, y de su Arpa, instrumento musical convertido en emblema nacional, que por cierto, aparece en los logos tanto de la compañía aérea como cervecera.

Como ya deje entrever en un entrada anterior sobre Dublin, me relación con la Guinness nació en aquellas noches de desenfreno en pub irlandeses durante mi estancia en Edimburgo (Escocia). Desde el primer momento, su  sabor me cautivo (amor a primer trago).

Dado estos antecedentes, no podía dejar la oportunidad estando en la capital irlandesa de visitar la Guinness Storehouse (su fábrica). A lo largo de esta visita, pude aprender sobre su historia, elaboración y sobre como tirar una pinta perfecta de Guinness. Finalmente, disfruté de una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad, en el bar ubicado en la última planta de la fábrica, mientras me encarga de verificar la perfección de mi trabajo.

Pero Dublín fue muchos más que una cerveza, fue al primer destino donde me aventure a viajar solo, después vendría el sudeste asiático.

Beber cerveza y viajar .Guinness Storehouse

Lech en Polonia

Guinness es a Irlanda, lo que el vodka a Polonia. Y como tal, tras poner pie y medio en Gdansk, ciudad portuaria situada al norte de Polonia, nos dirigimos a uno de los establecimientos de una de las cadenas más populares en el país (Pijalnia), donde pudimos dar cuenta de la amplia variedad de chupitos elaborados con vodka.

Tras unos días explorando el norte, nos desplazamos a Cracovia vía avión, alojándonos en un hostal llamado Greg&Tom Beer House (altamente recomendable). Seguramente, influenciados por el nombre del hostal, pronto cambiamos de tercio, nunca mejor dicho, dejando atrás los días de vodka para pasarnos a la cebada.

Entre paseos llenos de historia por el casco viejo de Cracovia, la espiral de emociones en los campos de concentración y el sentimiento de asombro en las minas de sal, dejé paso a la cerveza Lech. Esta cerveza de aspecto parecido al embotellado de la Carlsberg y Heineken, me acompaño en las frenéticas noches cracovianas, donde cabe destacar, el Teatro Cubano. Este viaje, sin duda, fue top.

Beber cerveza y viajar. Cerveza Lech en Polonia.

Wiper and True en Reino Unido (Inglaterra)

Wiper and True, es una empresa local que se dedica a la producción de cerveza artesanal, ubicada en el barrio de Saint Werburghs, en Bristol (ciudad situada en el sudoeste de Inglaterra, a unas 120 millas de Londres). Esta foto es en Bath, y en cuanto a esta cerveza roja llamada In the Pines, creo que es la única vez que la he bebido.

Sin embargo, he querido destacar esta cerveza ya que es de gran calidad, la fábrica esta ubicada al lado de la casa donde viví durante mi estancia en Bristol (buena época) y, sobretodo, porque disfruté de ella junto a dos grandes personas y amigos (en la foto).

Beber cerveza y viajar. Wiper and True de Bristol.

Staropramen en República Checa

Esta foto, tomada en Praga, sucede tras un viaje a través de Budapest, Bratislava y Viena y supone el último bar de un tour de la cerveza. Sin duda, colofon a unos maravillosos días por el centro de Europa con un@s buen@s amig@s.

En referencia a la República Checa, tiene el honor de ocupar el primer lugar en cuanto a consumo de cerveza per cápita, siendo además el país que más cerveza produce. Dado estos precedentes y el módico precio de la cerveza (si lo comparas con el resto de países europeos), no queríamos ser menos y contribuimos a mantener este primer puesto.

En cuanto a la cerveza de la foto, en este caso es una Staropramen, pero podía haber sido cualquier otra, como por ejemplo, una Grambrinus o una Pilsner Urquell, cerveza más popular del país. Todos ellas con sabor a República Checa.

Beber cerveza y viajar. Cerveza Staropramen Praga (República Checa).

Keo en Chipre

Esta foto pertenece al pasado septiembre, en la playa de Nissi Beach, en Chipre. Esta playa, una de las más populares en Chipre, destaca por sus aguas cristalinas, su ambiente festivo y el brazo de arena que se abre en el mar al bajar la marea, conectando la playa con una pequeña isla.

En cuanto al flotador que porta una cerveza Keo (una lager de excepcional calidad), tengo que confesar que no era mío, se lo pedí a unas turistas para hacer la foto (no pude evitarlo). No obstante, probé esta cerveza el día anterior en Nicosia, la capital de la República de Chipre y de la República Turca del Norte de Chipre. Esta ciudad, al igual que la isla, esta dividida entre chipriotas y turcos.

Este día que transcurrió entre playas chipriotas, fue la antesala de Jordania, que sería mi gran descubrimiento del 2019. Un país que no debes dejar la oportunidad de visitar.

Beber cerveza y viajar. Cerveza Keo Nissi Beach Chipre

Yakka en España (Yecla)

En este apartado, evidentemente, podría destacar diferentes marcas de cerveza, de las que he podido disfrutar a lo largo de los años en distintos lugares y rodeado de buena gente. Sin embargo, me gustaría resaltar la marca Yakka, que hace referencia al nombre de mi ciudad natal durante la época árabe. Esta cervecera, que cuenta con poco más de diez años de existencia, cuenta con una amplia variedad de cervezas de gran calidad.

En la foto, como se puede observar, nos disfrazamos de maestros cerveceros y organizamos nuestra propia cata. Al fondo, a la izquierda de la imagen, mis muletas (souvenir de Laos).

Beber cerveza y viajar. Cervezas Yakka (Yecla, Murcia).

Beber cerveza y viajar a Asia

Bia Ha Noi y Saigon en Vietnam

La Bia Ha Noi (en el norte) y la Saigon, cerveza elaborada de manera tradicional con arroz y cebada (en el sur), son probablemente, las cervezas más populares y consumidas en el país vietnamita.

En la primera foto, me encuentro en Sapa, pequeña ciudad al norte del país, donde viven algunas de las minorías étnicas mas antiguas de Vietnam. Y sería precisamente aquí, donde comenzaría mi aventura por el sudeste asiático. Esta área es conocida por sus terrazas de arroz cultivadas sobre sus laderas, que hacen de su orografía algo único.

En cuanto al momento de la foto, sucede tras una larga al igual que apasionante ruta de senderismo, donde si no llega a ser por lo niñ@s que nos acompañaron, todavía estaría encallado en el barro. En la tumbona, hacía tiempo para comer mientras degustaba una cerveza Bia Ha Noi.

Beber cerveza y viajar. Cerveza Bia Ha Noi en Sapa Vietnam

Tras dejar atrás la caótica ciudad de Hanoi, que da nombre a la primera de las cervezas de la que hablo, puse rumbo al centro del país, donde después de visitar la imperial Hue y la colorida, acogedora y bonita Hoi an, me dirigí a Da Nang, donde me reuniría con Jennifer y Claudio (en la foto).

En la foto, nos encontramos en un típico bar vietnamita, disfrutando de unos apetecibles noodles, de dos cervezas Saigon y de un licor de arroz (el cual regalamos a los adolescentes de al lado, dado su alta graduación). Como curiosidad, en este establecimiento reciclaban cerveza. Es decir, toda la cerveza que sobraba en las mesas la vertían en un tonel central. Evidentemente, una caña de este barril suponía, además de una incógnita, un ahorro económico.

Beber cerveza y viajar. Cerveza Bia Saigon en Da Nang (Vietnam).

Angkor en Camboya

Desde Da Nang (Vietnam) volé a Siem Riep, ciudad situada al noroeste de Camboya, vía de acceso a las ruinas arqueológicas de Angkor, epicentro del Imperio Khmer entre los siglos IX y XV.

Este importante enclave arqueológico es santo y seña del pueblo camboyano, hasta el punto de figurar el templo de Angkor Wat en la bandera del país. Este templo, que es considerado el más importante del complejo, también figura en la etiqueta de la marca de cerveza que toma el nombre de esta área (en la foto).

En referencia a la cerveza Angkor (una Pilsener con un porcentaje de 5 % de alcohol), es considerada la de mejor calidad de todas las cervezas nacionales, siendo también la de mayor consumo en el país. No obstante, también encontramos una amplia gama en cuanto a tipos y marcas de cerveza, todas ellas de gran calidad e inigualables precios. Me vienen a la cabeza pocos sitios donde la cerveza sea más barata que el agua, en Camboya, es más barata.

En cuanto a la foto, fue tomada en el pueblo flotante Kompong Phluk, en la provincia de Siem Reap, mientras disfrutaba de un paseo en canoa y saboreaba una cerveza Angkor. En este caso, y contradiciendo mi afirmación anterior, creo que fue la cerveza más cara de todo el sudeste asiático. Seguramente, consecuencia de comprarla en un puesto ambulante (embarcación) ubicado entre los matorrales a través de los cuales transcurrió mi excursión en canoa.

Beber cerveza y viajar. Cerveza Angkor Camboya

Beerlao en Laos

Esta cerveza, de sabor suave, convertida casi en símbolo nacional por el pueblo laosiano, puede encontrarse en cualquier establecimiento, sin importar si esta dedicado a la hostelería o venta de productos alimenticios.

En cuanto al vídeo, fue grabado en el barco con el cual me desplace, a través del río Mekong, desde la ciudad de Huay Xai a Luan Prabang. Esta travesía tuvo una duración de dos días, haciendo noche en Pak Beng, un pequeño pueblo situado a orillas del río Mekong, a mitad de camino. Una buena noche, donde pudimos disfrutar de la verbena del pueblo, consecuencia de alguna festividad.

En ese momento, no sabía que pronto, fruto de mi imprudencia, daría por concluida mi aventura en el sudeste asiático. Tras visitar las impresionantes cascadas de Kuang Si en Luang Prabang, tuve un accidente en moto, lo que supuso tras varios días y numerosas escalas, el fin de mi aventura asiática. Desde un perspectiva presente, incluso este percance supuso una buena experiencia dentro de lo desagradable de la situación.

Goldstar en Israel

Esta cerveza sucede tras unos días maratonianos en Jordania, donde el calor llegaba a ser sofocante incluso en la sombra y donde la posibilidad de hacerse con una cerveza era ninguna.

Con la sed provocada por la ruta a través de Jordania todavía en la garganta y tras llegar a Jerusalén durante el Shabat, pude hacerme con una cerveza en una especia de comercio jamaicano con tintes clandestinos. Goldstar en mano, puede disfrutar de esta merecida cerveza en la terraza de nuestro hotel.

Esta cerveza, comercializada como una cerveza negra pero de color ámbar, cuenta con una graduación de 4,9% y es una de las más populares en el país.

Beber cerveza y viajar. Cerveza Goldstar Israel

Beber cerveza y viajar por África

Stella en Egipto

En un país donde culturalmente tienen una mayor popularidad el consumo de té, café turco o cachimbas y cuya creencias religiosas prohíben el consumo de alcohol, no es tarea fácil hacerse con una cerveza. No obstante, no es imposible encontrar alcohol, existen tiendas exclusivas para la venta de alcohol y establecimientos y hoteles enfocados al turismo cuentan con bebidas alcoholicas también. En función del área en la cual nos encontremos, el reto es mayor o menor.

Entre la variedad de cervezas que encontramos, la mayoría importadas, encontramos dos marcas nacionales, Stella y Sakara. En la foto, me encuentro con una cerveza Stella frente al Mar Rojo, en Dahab, al este de Egipto.

Este viaje, supuso mi estreno en territorio africano, en una época en la que el turismo era casi nulo debido a movimientos sociales y el turista era un bien preciado para los locales, especialmente en el sur del país, donde comenzó nuestra aventura.

Estos primeros días, donde se entremezcla lo bonito de lo nuevo con la incomprensión de lo desconocido, supusieron un reto. Y seguramente, este viaje, el cual compartí con un gran amigo, fue el comienzo de los viajes que he realizado posteriormente.

Beber cerveza y viajar. Stella Cerveza Egipcia

Bebe cerveza mientras…

Actualmente, existe un auge en cuanto a cervezas artesanales, ampliando la oferta del mercado y en muchos casos, la calidad. Evidentemente, en mi recorrido he querido destacar alguna de las cervezas más populares en ciertos países o con mayor impacto en mi persona, sin detenerme en mucho más.

El hecho de dedicar una entrada a la cerveza, es consecuencia de mi amor a ella en todas sus expresiones, pero sobretodo, como amante de todos los buenos momentos, conversaciones, aventuras y amig@s donde la cerveza ha estado presente, como actor secundario, pero presente. Y por todos aquellos nuevos momentos en los que también estará.

Por último, dado que dentro de mis viajes los hostales han sido igual o quizás más importante que las cervezas, me gustaría destacar la siguiente iniciativa Adopt a hostel, que tiene como propósito salvar de la quiebra a muchos de estos hostales que tanto nos han dado y que dada la coyuntura actual, están en serio riesgo de supervivencia.

Y sin más demora y apelando al título de este apartado, bebe cerveza mientras…

juegas al Beer Pong..

asistes a festivales…

y sobretodo, disfrutando con amig@s (aunque sea Steinburg)…

Beber cerveza y viajar. Cerveza Steinburg

Beber cerveza y viajar a un instante, a un lugar o a un país, es volver a viajar.

Comparte si te ha gustado:

Deja un comentario